Todos sabemos que hay gente que recibe más picaduras que otras, y o lo hemos sufrido en nuestras propias carnes o sufres por alguien cercano al que acribillan sin piedad. Siempre se ha dicho que es por la sangre dulce de ciertas personas, por la falta de higiene, por la ternura de la piel de los bebés… Pero no, nada de esto es correcto. Vamos a decirte la verdad de porqué te prefieren a ti o por que prefieren a tu hermano/a o a tu hijo/a.

Tienen preferencia por el sudor: las “mosquitas”, ya que son ellas las que te pican, tienen células sensoriales capaces de detectar ciertos compuestos que el ser humano segrega, por lo que, si por ejemplo, nos duchamos antes de irnos a la cama, que es cuando estamos más desprotegidos, eliminamos ese olor que los atrae y así evitamos que se ensañen con nuestra piel.

Les gustan los niveles elevados de CO2: Los niveles elevados de CO2 son un gran reclamo para las mosquitos, y quienes suelen producir más esta sustancia son las personas de mayor tamaño, como personas con sobrepeso o incluso mujeres embarazadas. Por lo tanto, la teoría de que tu bebé es su plato favorito no tiene una base real en este caso, por mucho que por desgracia reciba picaduras.

Les atraen los cerveceros: Los olores que desprende tu cuerpo cuando te tomas una cerveza es un reclamo tentador para los mosquitos, según diversos estudios. E incluso el mosquito de la especie Anopheles Gambiae, una especie transportadora del virus de la Malaria en África, por lo que yo me pensaría dos veces eso de tomarte una cerveza bien fresquita al atardecer en la sabana si vas a viajar este verano a dicho continente.

Una alta temperatura corporal o exceso de humedad:

Tienen preferencia como ya hemos comentado a las personas sudorosas, pero no solo eso, sino los ambientes húmedos y en los que la temperatura es más elevada, por lo que es importante dormir “fresquito” si sueles ser tu el que recibe los ataques indiscriminados de los mosquitos.

En resumen, hay muchos mitos en este tema pero, a grandes rasgos, la cruda realidad es que tu componente genético es determinante para que seas uno de los “agraciados”, por lo que en algunos casos poco se puede hacer. En muchos países puede llegar a ser muy problemático, pero por suerte en el nuestro no suele pasar de una molestia local, por lo que si quieres sentirte mejor antes estos ataques, te recomendamos los numerosos repelentes para evitar las picaduras o calmantes para poder sobrellevarlas mejor que puedes encontrar en el mercado, y como no, también en nuestra farmacia.