Los más peques vuelven al colegio o la guardería y hay que tenerlo todo listo: mochilas, cuadernos, lápices… y como no el cepillo de dientes. El comienzo de la rutina escolar no debe ser motivo de abandono en los buenos hábitos de higiene bucal, Debemos asegurarnos de que nuestros hijos se cepillen los dientes como mínimo tres veces al día después de cada comida, sobretodo si durante el periodo de colegio está apuntado al comedor escolar.

La vuelta a la escuela implica un menor tiempo con nuestros hijos y una mayor independencia de estos, por lo que puede ser más difícil que en este periodo el niño cumpla con unos buenos hábitos de higiene oral. Por ello, es fundamental que te asegures de que tu hijo es capaz de realizar por sí mismo una correcta limpieza bucal y que pueda cumplir con este hábito.

Desde aquí te recomendamos una serie de pautas y consejos para llevar a cabo con tus hijos y que así mantengan una correcta salud bucodental.

-Asegúrate de que tus hijos son capaces de cepillarse los dientes por sí mismos, y además de que lo hacen de forma correcta. Trata de compartir este momento con ellos en casa, haciéndolo algo divertido o a modo de juego, asegurándote de que se cepillan los dientes de forma suave y desde las encías hasta el diente.

-Para motivar al niño puedes comprarle un cepillo nuevo o nuestro Pack de Viaje para que sea un buen aliciente y que no se olvide de su higiene oral.

-Utiliza dentífricos especiales para niños. Este tipo de pastas tienen sabores especiales para los más pequeños y una menor concentración de flúor.

-Asegúrate de que se lava los dientes antes de acostarse. Este es el cepillado más importante del día.

-Consulta si los monitores del comedor escolar motivan a los niños para cepillarse los dientes después de cada comida y si se supervisa esta actividad.

Por último, también te recomendamos que pidas cita con su dentista al inicio del periodo escolar para que realice una revisión de la dentadura de tus hijos. Durante esta etapa pueden detectarse de forma precoz diferentes problemas de salud oral, como maloclusiones que se solucionan con tratamientos de ortodoncia.

Sobretodo trata de controlar el consumo de caramelos y chicles ya que en el colegio es habitual que los niños lleven este tipo de golosinas o las adquieran en establecimientos de chucherías.

Siguiendo todos estos consejos y aprovechándote de nuestro Pack de Viaje, seguro que tus hijos tendrán ganas de tener los dientes perfectos, y serán hábitos que tendrán de por vida. ¡Feliz vuelta al cole!