Todos los años, sin excepción, nos encontramos con multitud de casos de gripe y de resfriados comunes. Parece que nos hemos acostumbrado a denominar “gripe” a cualquier síntoma catarral, pero vamos a ver las diferencias y que puedas detectar rápidamente si tienes gripe, y cómo prevenirla y combatirla.

Normalmente la gripe viene acompañada de malestar general y dolor muscular, escalofríos, fiebre, tos, dolor de cabeza, dolor de garganta… Los resfriados, aunque comparten varios de los síntomas con la gripe, también se diferencian de ella porque no suelen venir acompañados de dolor de cabeza, muscular o fiebre. Por regla general, un resfriado se instala poco a poco, mientras que la gripe suele comenzar de forma repentina.

Es importante que intentes poner remedio a un proceso catarral o gripal dentro de los dos primeros días de incubación, los medicamentos antivirales dentro de este período hacen mucho más efecto y la curación es más rápida y efectiva.

Para prevenir la gripe, es recomendable vacunar a todas aquellas personas que suelan padecerla al menos una vez al año, los niños y ancianos, así como a aquellas personas delicadas de salud, pues en estos casos la gripe puede resultar muy peligrosa.

Algunos de los consejos que te damos para prevenir el contagio son, en su mayoría, relacionados con la higiene y la alimentación. Si tienes gripe, evita el contacto con otros y guarda reposo al menos, hasta 24 horas después de la desaparición de la fiebre. Cúbrete la nariz y la boca al toser y al estornudar, y desecha los pañuelos en cada uso. Lávate las manos con frecuencia y evita tocarte los ojos, nariz o boca para no propagar el virus. Es recomendable también limpiar y desinfectar las superficies u objetos que puedan estar contaminados; por ejemplo, la sábanas de la cama donde dormimos.

También es importante dormir bien, mantenerse activo físicamente dentro de las posibilidades de cada uno, controlar el estrés, beber mucho líquido y comer alimentos nutritivos. No olvides seguir los consejos de tu médico y/o farmacéutico.